4.3
(18)

Los signos de puntuación son elementos gramaticales que te ayudan a organizar e interpretar las expresiones de un texto. Se trata de marcas gráficas que te permiten la construcción textual de frases y párrafos para articular el contenido y reflejar de manera clara y ordenada la información (Cabrera, 2017).

Según la Real Academia Española, RAE (s.f.), las funciones de los signos de puntuación son marcar las pausas y la entonación en que se deben leer los enunciados, organizar el discurso y demás elementos para facilitar su comprensión. Esta academia establece que, gracias a su correcto uso, se pueden evitar ambigüedades en los textos e interpretaciones diferentes.

Por esto, son importantes para establecer de forma clara ideas principales y secundarias, que transmitan el concepto general de cada texto. Esta guía práctica te ayudará a entender mejor el uso de los signos de puntuación y te mostrará los errores más comunes que debes evitar.

Uso correcto de los signos de puntuación

En esencia, el español cuenta con 10 signos de puntuación: el punto, la coma, el punto y coma, dos puntos, puntos suspensivos, signos de interrogación y de exclamación, paréntesis, corchetes, raya y comillas (RAE, s.f.).  Su uso tiene una gran relevancia en la ortografía, pues señalan límites, muestran modalidad y una perfecta composición sintáctica (Gutiérrez, s.f.).

El punto

El punto (.) indica la pausa que tiene un enunciado o el final de una oración completa. Después del punto, siempre se escribe mayúscula con excepción del cierre de abreviaturas e iniciales (Celis y Rojas, 2019).  Existen tres clases: el punto y seguido, el punto y aparte y el punto final.

  1. El punto y seguido se utiliza para separar enunciados que integran un párrafo. Por ejemplo:
  • Mañana es día de trabajo. Todos debemos levantarnos temprano.
  1. El punto y aparte separa dos párrafos distintos y suelen desarrollar contenidos diferentes. Por ejemplo:
  • La materia se clasifica en homogénea y heterogénea, de acuerdo a ciertas propiedades.

La materia homogénea tiene la misma composición en cualquiera de sus partes y es uniforme.

  1. Mientras que el punto y final es el signo que cierra el texto completo.

Es muy frecuente ver algunos errores en su uso, como utilizar puntos para separar siglas. En realidad las siglas no llevan punto y se escribe “ONU” y no “O.N.U”, “OEA” y no “O.E.A”. Otro error que no debes cometer es colocar punto al final de los títulos o después del cierre de los signos de puntuación de interrogación y exclamación. Sin embargo, en el cierre de las comillas, paréntesis, corchetes o rayas, el punto si debe incluirse según corresponda el caso (Fundación Comillas, 2017).

La coma

La coma (,) se utiliza para hacer una breve pausa, enumerar palabras y separar oraciones con un mismo sentido. También, para separar conectores o para usar antes de las conjunciones “pero”, “aunque”, “no obstante”, “entre otras”. Sin embargo, no debes usar coma en las conjunciones “y”, “e”, “o”, “u”, “ni”, “que”, con la excepción que delante de ellas haya una nueva oración (Salazar, s.f.).

Por ejemplo:

  • María no sabe qué comer ni qué tomar, pero va a elegir algo de la carta.
  • Susana entrenó mucho para ganar, y al final lo consiguió.

Según el Manual de uso de los signos de puntuación de la Universidad de Córdoba (s.f.), algunos errores frecuentes que se cometen con el uso de la coma son:

  • No debes separar nunca el sujeto y el verbo con una coma, incluso si el sujeto se compone de varios elementos. Lo correcto es: “Los escritores del portal leen mucho para redactar sus artículos” y no “Los escritores del portal, leen mucho para redactar sus artículos”.
  • La conjunción “pero” delante de una exclamación o interrogación no lleva coma. Por ejemplo: “pero ¡qué desperdicio!”
  • Antes de paréntesis, corchete y raya de apertura no debes escribir una coma, esta va después y solo en los signos de cierre. Por ejemplo: “el cuento (en su última versión), se redactó hace 10 años”.
  • No separar los vocativos con coma, esto cambia el sentido de la frase. Por ejemplo: “David cocina bien” o “David, cocina bien”, el primero es un reconocimiento, mientras que el segundo es una exigencia.

El punto y coma

Según la Fundación Comillas (2019), el punto y coma (;) señala una pausa superior a la que marca la coma e inferior a la que indica el punto. Se utiliza para separar una enumeración compleja, oraciones yuxtapuestas y para colocar delante de conjugaciones que tienen periodos de cierta longitud.

Por ejemplo:

  • La clase del lunes, cálculo; la del martes, geometría; la del miércoles, ciencias; y la del jueves, literatura.
  • Fue necesario cerrar la tienda; hubo que hacer limpieza.
  • Los estudiantes prepararon su exposición por un mes; sin embargo la calificación no fue la que esperaban.

En ocasiones, se comete el error de colocar un punto y coma para elevar el sentido de la oración. Aunque puede verse como correcto, lo cierto es que teórica y funcionalmente está mal utilizado. Por ejemplo: “en el centro de escritura se organizó un curso sobre redacción; en el que se abordará los signos de puntuación”. Esta separación es incorrecta, pues subordina la idea principal. Lo adecuado es colocar una coma en vez del punto y coma.

Dos puntos

El uso de los dos puntos (:) detiene el discurso con el fin de centrar la atención a lo que sigue. Se utilizan para anunciar una enumeración, preceder una introducción o énfasis y para señalar una explicación (Talero, s.f.).

Por ejemplo:

  • Son tres carabelas: la Pinta, la Niña y la Santa María.
  • El artículo dice que: “el desafío del periodismo es lograr la redacción perfecta”.
  • La quinua tiene mucho valor nutricional: cuenta con vitaminas y minerales para el organismo.

Es incorrecto el uso de estos signos de puntuación en las enumeraciones en las que no aparece el elemento anticipador. Por ejemplo: “fue al mercado y compró: naranjas, fresas y limones”, lo correcto es “fue al mercado y compró las siguientes frutas: naranjas, fresas y limones”. Otro error es colocar dos puntos tras una preposición, pues genera una ruptura sintáctica. Por ejemplo: “colaboración donada para: Fe y Alegría”, lo correcto es “colaboración donada para Fe y Alegría” (Gonzales, 2017).

Puntos suspensivos

Los puntos suspensivos (…) son signos de puntuación que expresan una interrupción o un final impreciso de la oración. Se utilizan cuando las enumeraciones o los enunciados son abiertos o incompletos, para expresar duda, y cuando se omite una parte de una cita textual (RAE, s.f.). Después de ellos, se escribe mayúscula.

Por ejemplo:

  • El artículo requiere hacer de todo un poco: leer, redactar, corregir…
  • No sé… Creo que si iré.
  • Como dice el refrán: “al que madruga…”

Es indebido su uso cuando se utilizan junto a la palabra etc., pues indican lo mismo y juntos tienden a ser redundantes. Por ejemplo: “Carlos compró todo para la cena: pan, vino, vegetales, etc…”, en este caso lo correcto es finalizar la oración con “etc.” o con “vegetales…”, pero no utilizarlos juntos.

Los signos de puntuación de interrogación y de exclamación

Los signos de puntuación de interrogación (¿?) y de exclamación (¡!) encierran oraciones de pregunta y las imperativas. Se utilizan al principio y al final de cada enunciado interrogativo directo, y en exclamativo directo o de interjecciones (Universidad de Córdoba, s.f.).

Por ejemplo:

  • ¿Cuál es la clase de hoy?
  • María, ¿puedes hacerme un favor?
  • ¡Esto es maravilloso!
  • ¡Oh! ¡Ay!

Al momento de redactar suelen cometerse errores como dejar espacio entre los signos de puntuación de interrogación y exclamación. Lo correcto es no dejar espacios entre la letra que les sigue o los precede al abrir o cerrar, respectivamente. Otro que se refleja mucho es no colocar el signo de apertura. Aunque esta última forma gramatical es aceptada en otros idiomas, en el español es obligatorio escribir siempre el signo de apertura y no debe suprimirse en ningún caso (Universidad de Córdoba, s.f.).

Los paréntesis: unos de los signos de puntuación fundamentales

Utilizados para acotar oraciones dentro de otras, los paréntesis (()) son signos de puntuación que encierran elementos incidentales o aclaratorios intercalados. Se utilizan para encerrar datos, citas bibliográficas, aclarar frases, definir abreviaturas, siglas y acrónimos (UNAL, s.f.).

Por ejemplo:

  • El año de su publicación (1999) ganó el premio de literatura.
  • Muchos de los redactores (especialmente los periodistas) utilizan muy bien las reglas de la escritura.
  • Hace muchos años se creó la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Entre los errores más comunes de estos signos de puntuación es colocar un punto o coma antes del signo de cierre. Por ejemplo: “Hace muchos años se creó la OMS (Organización Mundial de la Salud.)”. Otro es dejar espacio entre el signo de apertura o cierre y la palabra que sigue o precede, respectivamente.

Otro de los signos de puntuación: Los corchetes

Generalmente, los corchetes son signos de puntuación que se escriben para incorporar información complementaria o aclaratoria, de forma similar a los paréntesis. Se utilizan principalmente cuando hay que precisar una información dentro de los paréntesis, para aclarar algo ajeno al texto original o encerrar puntos suspensivos (UNAL, s.f.).

Por ejemplo:

  • La piedra filosofal (el primer libro [1997] de la serie Harry Potter) fue escrito por J. K. Rowling.
  • Por completo, el granizo cubría [texto tachado: el jardín y el techo] el jardín de la casa.
  • No podía caminar […] Aun así, hizo el último esfuerzo.

No debes usar estos signos de puntuación para encerrar definiciones de aceptaciones donde el verbo admite una o varias construcciones. Por ejemplo: “contagiar [se] 1. Acentúa anuncio. 2. Es transitivo”. Lo correcto es usar los paréntesis “contagiar (se)”.

La raya

La raya (—) es uno de los signos de puntuación que se puede usar de forma aislada y como apertura o cierre de un elemento o enunciado. Se utiliza para encerrar aclaraciones, señalar una intervención o introducir comentarios (RAE, s.f.).

Por ejemplo:

  • Espero a José —un amigo— para salir.
  • — ¿En qué puedo ayudarte?
  • —Quiero saber cuáles son sus funciones — dijo Sofía.

Uno de los errores comunes con estos signos de puntuación es que se confunda con el guion y se utilice para separar elementos numéricos. Por ejemplo: 1980—82, cuando lo correcto es 1980-82. Otro es no colocar un punto o coma tras la raya de cierre cuando se necesite en la intervención. Por ejemplo: No — respondió— lo podemos hacer, cuando lo correcto es No — respondió—, lo podemos hacer.

Las comillas

Existen tres tipos de comillas: las angulares (« »), inglesas (“ ”) y simples (‘ ’). Se pueden usar para reproducir citas textuales, pensamientos en textos narrativos, para indicar una palabra impropia, para aislar una palabra en particular o aclarar su significado. Es indistinto el uso de uno y otro tipo, pero pueden alternarse en un texto ya entrecomillado (RAE, s.f.).

Por ejemplo:

  • Sus palabras fueron: «Sí, por supuesto».
  • “Los lugares tan cálidos como este —comentó Luis— me gustan”.
  • Los últimos días ha estado muy ‘ocupado’.

No es correcto usar las comillas para resaltar la importancia de una palabra, pues se confunde con la función de representar la palabra impropia. Por ejemplo: la comida tiene muchas “especias”, es diferente que: la comida tienen muchas especias. La primera refiere a una ironía, mientras que la segunda aclara.

Existen recursos digitales a los que puedes acceder para consultar cualquier duda sobre los signos de puntuación. La Real Academia Española cuenta con el Diccionario panhispánico de dudas en su página web que incluye toda la información necesaria acerca de los signos ortográficos.

También, la plataforma de Universia pone a tu disposición 7 manuales de ortografía gratis para descargar. El Centro de Español de la Universidad de los Andes cuenta con acceso a guías de signos de puntuación y el Centro de Escritura de la Universidad del Cauca ofrece una infografía muy sencilla de entender. Si quieres conocerla haz clic aqui.

Sin duda, los signos de puntuación son elementos clave para una correcta redacción. No solo favorecen la comprensión del texto, sino que proporcionan la fluidez necesaria para su desarrollo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.3 / 5. Recuento de votos: 18

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Cerrar menú