La tasa de rebote es una de las métricas más importantes para conocer el rendimiento de una página web. En pocas palabras, se trata del porcentaje de visitantes que llegan a tu sitio, pero que no interactúan con él. Si quieres profundizar en este concepto y saber cómo optimizar tu web no te pierdas este artículo.

¿Qué debes entender por tasa de rebote?

La tasa de rebote es una cifra que indica la cantidad de visitantes de tu sitio web que abandonaron sin haber hecho ningún clic. Es decir, son los usuarios que no realizan nada que pueda ser considerado una interacción. Ya sea un comentario, compra, contacto, visita a otra página de la misma web, etc.

Para medir la tasa de rebote de una determinada página web, es imperativo considerar la naturaleza de la página. Ten en cuenta que hay páginas que no están hechas propiamente para la navegación, como las de consulta. Mientras que otras, como las páginas tipo e-commerce están diseñadas para que el usuario interactúe de múltiples maneras.

El porcentaje de rebote de tu página web se mide de manera muy simple: si de 100 usuarios que visitaron tu página, 30 abandonaron sin realizar la más mínima interacción, la tasa de rebote es de 30 %. Según el tipo de página de la que se trate, 30 % puede ser una cifra aceptable o ser un indicativo de que hay falencias en el diseño o el contenido que ofrece el sitio.

Debes saber que una tasa alta puede ser decisiva en la manera en que Google indexa tus páginas. Tener un rebote alto puede ser un indicador para que el buscador considere que tu contenido no es relevante en tu nicho. Y en consecuencia releve tu página a los últimos resultados de búsqueda. Ahora que ya sabes de qué se trata, pasemos a conocer las razones por las que puedes tener un porcentaje de rebote negativo.

Posibles razones por las que tu sitio tiene una tasa de rebote alta

Piensa en que tu sitio web no debe ser percibido por el usuario como una superficie densa e impenetrable. Por el contrario, tiene que invitarlo a que navegue por todas las posibilidades que ofrece, debe ser intuitivo e ingenioso. Mencionamos esto porque es una de las razones usuales por la que las personas abandonan las páginas sin haber interactuado. Un sitio que de entrada no es lo suficientemente atractivo puede hacerte perder clientes en milésimas de segundos.

Otra razón por la que los usuarios omiten interactuar con tu página puede ser el contenido. En este aspecto se pueden presentar falencias desde la temática, que puede resultar poco relevante o atractiva. También, puede haber problemas con el estilo o la presentación del contenido, el cual no se percibe ameno para el usuario.

Por último, podemos señalar que un gran porcentaje del rebote se produce porque la página no llega al usuario ideal, ya sea por una mala segmentación o errores de configuración del sitio. Esto hace que se pierdan recursos y tiempo invaluable.

¿Cómo optimizar la tasa de rebote de tu web?

Saber cuál es la tasa de rebote óptima para un sitio web es una tarea compleja. De manera estandarizada, se considera que una tasa alta es la que está por encima del 50 %, una tasa media está entre el 20 % y el 49 % y una tasa baja está por debajo del 20 %. Para mantener sustentable tu sitio debes identificar la tasa más sana según tu tipo de negocio. Con esto claro, puedes proyectar y planificar mejor tu contenido para lograr el equilibrio. 

Optimización del contenido para bajar la tasa de rebote

Respecto a este punto, es muy importante empezar con la generación de contenido relevante y de calidad. Este debe ser presentado usando la tipografía adecuada, una distribución de los párrafos que facilite la lectura y destacar fragmentos. De igual manera, es positivo el uso de otros recursos como imágenes, videos y elementos de navegación que inviten al usuario a llevar a cabo acciones. Lo importante es que no te excedas y no parezcas demasiado invasivo.

Usar las palabras clave precisas

Al planificar la estrategia de contenidos debes identificar las palabras clave que mayor tráfico te puedan generar. Para ello, usa herramientas como Google Keyword Planner, las cuales te permiten tener un panorama muy completo sobre este aspecto y elegir las mejores opciones. De esta manera, te aseguras de llegar al público objetivo que tiene interés en tu contenido, productos o servicios.

No dejes que las ventanas emergentes espanten a tus clientes

El uso de pop-ups puede ser una manera de enganchar a los visitantes de tu sitio web; sin embargo, deben ser sutiles. Nada más molesto que llegar a una página y encontrarse con un anuncio cubriendo el contenido que estabas buscando. Esto hace que muchos usuarios den clic en “anterior” y no vuelvan jamás a tu sitio. Por ende, debes tener el decoro de mostrar a los usuarios la autoridad de tu contenido primero y, cuando estén más confiados, puedes pedirles un clic o interacción. 

Mejora la velocidad de carga de tu página web

Una tasa alta de rebote también puede indicar que tu página no carga lo suficientemente rápido para tu audiencia ideal. En caso de que así sea, puedes usar un diseño más simple, pero manteniendo el atractivo. Así mismo, puedes omitir el uso de ciertos elementos que retarden la carga de la página. Con esto se puede mejorar bastante la velocidad de una página web desde la experiencia de usuario (UX).

Como ves, la tasa de rebote es un factor decisivo en la estrategia de posicionamiento de una página web. Con las herramientas adecuadas puedes saber cuáles son los porcentajes que debes procurar e identificar los errores que estés cometiendo. Te invitamos a que uses las recomendaciones que te hemos dado en este artículo para llegar a tu cliente ideal. De esta manera te será más probable cumplir el cometido de tu estrategia SEO.  

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?

Cerrar menú
account android arrow-alt-circle-down arrow-alt-circle-left arrow-alt-circle-right arrow-alt-circle-up arrow-down arrow-left arrow-right arrow-up author bars behance blogger buffer caret-down caret-left caret-right caret-square-down caret-square-left caret-square-right caret-square-up caret-up cart-menu-1 cart-menu-2 cart-menu-3 cart-menu-4 categories chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up clock close comments cookies copyright coupon-discount date-modified date-published discord double-arrows-down double-arrows-left double-arrows-right double-arrows-up dribbble envelope-open envelope eye facebook fax flickr foursquare github gmail google-drive grid-view hashtag hollow-ring homepage instagram ios level-down-alt level-up-alt line link linkedin list-view login logout long-arrow-alt-down long-arrow-alt-left long-arrow-alt-right long-arrow-alt-up medium messenger mobile-menu mobile phone pinterest place qq quote-left quote-right quotes reading-time-hourglass reading-time-stopwatch reddit rss scroll-to-top search shazam shopping-bag shopping-cart side-panel-opening-2-left side-panel-opening-2-right side-panel-opening-left side-panel-opening-right skype slack small-arrow-down small-arrow-left small-arrow-right small-arrow-up sms snapchat soundcloud spinner spotify stackoverflow sync telegram tiktok times-circle tinder trello tripadvisor tumblr twitch twitter viber vimeo vine vkontakte website wechat whatsapp windows wishlist xing yelp youtube zoom