fbpx

Cuando se trata de contenidos web, una forma ideal de presentar la conclusión es en forma de los llamados call to action o llamado a la acción en español. Sin importar la extensión o el tema de que trate, un texto normalmente se estructura en tres partes: introducción, desarrollo y conclusión. Dicha estructura es necesaria para comunicar nuestro mensaje de forma clara; así alcanzamos nuestro objetivo.

¿Qué es un call to action o llamado a la acción?

En marketing, el call to action (o “llamado a la acción” en español) es una instrucción clara que lleva a un potencial consumidor a hacer algo para convertirse en lead. Es lo que lleva a la persona a suscribirse, comprar o buscar más información sobre un producto o servicio en particular.

ebook-formatos-de-contenido

Dentro de la redacción de contenidos web, el call to action o llamado a la acción tiene en esencia la misma función. Sin embargo, se plantea de forma distinta. En este contexto, no buscamos abiertamente que nuestro lector se convierta en cliente. Lo que hacemos es presentar información interesante y novedosa para estimular su curiosidad. A partir de ello, lo llevamos a seguir la línea planteada por nuestro contenido. Si quieres conocer un poco más te invitamos a que conozcas algunos tips para crear buenos call to action.

El call to action (CTA) o llamado a la acción en contenidos web

Veamos un ejemplo sencillo. Supongamos que vamos a redactar un artículo para una marca de calzado deportivo. Obviamente, el objetivo no será que el lector vaya a un catálogo para comprar un par de zapatos. En cambio, el tema puede girar en torno a la importancia de utilizar calzado adecuado al practicar deporte. Por lo tanto, nuestro llamado a la acción debe estimular al lector hacia la práctica deportiva y debemos asegurarnos de que tenga en mente que es importante contar con el calzado adecuado para ello.

Si deseamos plantear un llamado a la acción apropiado para contenido web, debemos tener en cuenta que:

  1. Nuestro artículo debe seguir la estructura básica de cualquier texto: introducción, desarrollo y conclusión. El llamado a la acción, entonces, debe consistir en la conclusión.
  2. Por ser un texto comunicativo, nuestro contenido debe desarrollarse de manera orgánica. Es decir, debe seguir su propia dinámica a partir del tema planteado. El lector no debe sentir que nuestra única meta es llevarlo a consumir.
  3. Nuestra herramienta principal es la redacción. Por ello, debemos aplicar correctamente las normas de ortografía, así como los signos de puntuación y conectores textuales. Estos elementos nos ayudan a comunicar claramente el mensaje deseado.
  4. Nuestro interés principal debe ser informar a nuestro lector, enseñarle algo nuevo para estimular su interés. El objetivo comercial debe quedar supeditado a este interés principal por medio del call to action (cta) o el llamado a la acción.

Cómo hacer un buen llamado a la acción

Volvamos al ejemplo del artículo para una marca de calzado deportivo. Retomando la estructura básica del texto, comenzamos con la introducción. Lo ideal es poner a nuestro lector en contexto antes de entrar de lleno con nuestro tema. En este caso, podemos plantear la importancia del deporte para la salud física y mental, así como la necesidad de utilizar calzado adecuado para prevenir lesiones.

Continuamos con el desarrollo. Aquí comenzamos a desglosar el tema planteado. Entonces, presentamos todo el sustento necesario para mantener nuestra afirmación principal: es necesario contar con el calzado adecuado cuando practicamos deporte. Para ello, ofrecemos información confiable. Debemos presentarla de forma creativa para mantener el interés de nuestro lector.

SEO y el content marketing: 12 tips importantes

Finalmente, llegamos a la conclusión, que en este caso es donde debe aparecer el llamado a la acción. Nuestro lector ya conoce los puntos más importantes acerca de por qué es necesario utilizar calzado adecuado al practicar deporte. Por lo tanto, el llamado a la acción en realidad es un refuerzo de lo que planteamos desde un principio, que para este punto ha sido sustentado mediante la información presentada en el desarrollo.

Lo que no debes hacer

Recuerda que, dentro de los contenidos web, el call to action forma parte de una estructura orgánica. Así que algo que es muy importante evitar, es romper con esta dinámica. Siguiendo con nuestro artículo, esto sucedería, por ejemplo, si al final invitamos al lector a conocer las ofertas de nuestra marca de calzado deportivo. En ese caso, nuestro llamado a la acción se limitaría a invitarlo a consumir. Sin embargo, nuestro objetivo va más allá.

Aunque es innegable que mantiene un interés comercial, el desarrollo de contenidos web buscan principalmente ser informativos. De tal forma, al redactar un artículo es necesario tener presente que estamos creando un proceso de comunicación con nuestro lector. Un buen llamado a la acción debe formar parte de ese proceso.

Por eso es de vital importancia que siempre tengas en cuenta toda la información presentada y busques maneras creativas de hacer un llamado a la acción en tu conclusión. Esto no solo te ayudará a generar vínculos con tu audiencia por medio de recomendaciones, sino que aumentará las probabilidades que este potencial se haga cliente y se fidelice. Así que anímate a practicar e incluir en tus textos llamados a la acción creativos para que comiences a evidenciar las ventajas que trae.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cerrar menú