Marketing de contenidos, pieza clave

 

El Marketing de Contenidos, pieza clave para mejorar tu estrategia de SEO

La duda surge en cada ocasión que se habla de SEO y marketing de contenidos. ¿Cuál de las dos ejecutar? ¿El marketing de contenidos ha reemplazado al SEO? ¿El SEO sigue siendo superior al marketing de contenidos?

Muchos expertos han afirmado durante mucho tiempo que el content marketing había llegado para reemplazar al SEO y quedarse como nueva estrategia de posicionamiento web, pero esto no es cierto. Hoy, el SEO no puede vivir sin el marketing de contenidos, ni el marketing de contenidos sin el SEO. No solo no son excluyentes, sino que ambos se complementan mutuamente.

El marketing de contenidos se enfoca más en la parte integral, mientras las estrategias de SEO son más técnicas, más específicas y relativas a nivel de tecnología o código.

Nuestra estrategia de marketing de contenidos es fundamental a la hora de mejorar nuestra estrategia de SEO. Es, de hecho, su principal arma, la herramienta básica en la que se apoyará para tener éxito. El marketing de contenidos proporciona al SEO casi todo lo que este necesita para obtener resultados, y, a su vez, el SEO apoya al marketing de contenidos para que este sea exitoso en su ejecución.

Veamos donde convergen y donde puede el marketing de contenidos fortalecer nuestra estrategia de SEO.

 

Una buena estrategia de SEO necesita contenido

El SEO, por su propia naturaleza, necesita contenido para ser exitoso. Todo está basado en palabras clave, contextos, artículos, etc. que es exactamente lo que el marketing de contenidos se encarga de generar.

Hoy, la frase “el contenido es el rey” es aceptada como incuestionable en todos los ámbitos del marketing digital. Lo es porque es cierto: un buen contenido genera interés en la audiencia y fortalece la marca en todos los niveles.

El SEO, a raíz de los cambios realizados en los algoritmos de los motores de búsqueda de los últimos años, está basado principalmente en el contenido. ¿Qué hace el marketing de contenidos? Generarlo.

Por lo tanto, el marketing de contenidos dota al SEO de su alimento básico: el contenido.

 

Una buena estrategia de SEO está basada en keywords

El SEO se ha construido siempre, y se construirá probablemente mientras exista, en los keywords. Estos keywords o palabras clave son los que, una vez rastreados, identificados y asociados por los motores de búsqueda con nuestro sitio web, lo posicionarán dentro de los resultados que se le ofrezcan al público.

Por ello, la función principal del SEO es la identificación, uso y posicionamiento de keywords en las páginas de resultados de búsqueda.

Estas palabras clave son posicionadas dentro de los sitios web al integrarlas en su contenido. Una vez más, es el marketing de contenidos el encargado de realizar esta labor con éxito.

Anteriormente, los expertos en SEO recomendaban llenar las páginas de nuestro sitio web de keywords, aunque semánticamente nuestros textos perdieran algo de sentido, para posicionar mejor las mismas. Sin embargo, con los últimos cambios en los algoritmos de búsqueda, buscadores como Google penalizan estas prácticas y comienzan a premiar los contenidos con sentido integrado, que no abusen de las palabras clave, sino que las utilicen para transmitir información de valor. Marketing de contenidos es el arte de crear textos que mantengan un estilo y sentido humano y comprensible, y que contengan a la vez las palabras clave necesarias y deseadas para su posicionamiento.

 

Una buena estrategia de SEO se alimenta de enlaces externos

Hoy, y desde hace algún tiempo, parece claro que para que un buscador identifique nuestro sitio como importante, influyente o digno de sugerir a sus usuarios cuando realicen una búsqueda, las referencias al mismo desde otros sitios constituyen su principal criterio.

Todo buen estratega SEO desea colocar enlaces de su sitio web en otros sitios categorizados como de alta influencia, y de ser posible sin que le suponga un desembolso económico (evitando caer en prácticas de dudosa reputación como pagar por enlaces o granjas de links).

Pero ¿por qué razón un sitio influyente o reconocido iba a enlazar nuestro sitio? ¿Qué puede motivarle a hacerlo? De nuevo, el marketing de contenidos tiene la respuesta a estas preguntas.

Si creamos un contenido de alta calidad, percibido como interesante y de alto valor por la mayoría de los usuarios, es solo cuestión de tiempo para que aparezcamos referenciados en otros sitios de Internet. Blogs, agregadores, sitios webs educativos, entre otros, pueden alimentarse de nuestro contenido, incluirlo dentro de sus filtros de curación y recomendarlo a sus visitantes. La generación de enlaces externos o linkbacks es por tanto mucho más fácil de conseguir, si nuestro contenido es un producto de calidad que muchos consideren merecedor de una recomendación.

Por otro lado, determinados motores de búsqueda como Google asignan a los autores de contenido con un nivel de influencia llamado “Author Rank” o “Rango de autor”. Esta puntuación de reputación asignada por Google guarda relación directa con el número de referencias que tiene el contenido generado por este autor en otros sitios de Internet, y con el “Author Rank” particular de cada uno de estos sitios que lo refieren. Un motivo más para ejecutar una buena estrategia de marketing de contenidos que se encargue de crear un contenido digno de mención.

 

Una buena estrategia de SEO necesita optimizaciones técnicas

Como comentábamos al inicio de este artículo, el SEO guarda mucha relación con la tecnología de nuestro sitio web y el código del mismo.

No todo es generar palabras clave y artículos, sino que además hay que mantener nuestra web bien optimizada a nivel técnico: un buen sitemap.xml que permita a los buscadores indexar mejor nuestras páginas, unos metatags bien definidos en nuestro código fuente, etc.

La pregunta es: ¿qué relación guarda con estas tareas técnicas el marketing de contenidos?

La respuesta tiene que ver con la estructuración de los mismos. Si nuestra estrategia de content marketing está bien implementada, nuestro contenido estará bien estructurado. Así, podemos contar con índices bien definidos, series de artículos bien categorizadas, etc. para ayudar a nuestro público a consumir el contenido con mayor facilidad.

Esta apuesta por un contenido que respete una grata experiencia de usuario repercute directamente en la estructura técnica de nuestro sitio. Unos títulos adecuados se convierten en tags propicios para nuestra estrategia de SEO. Un contenido bien estructurado a nivel de índice genera un sitemap fácil de indexar e interpretar, etc.

Por tanto, el marketing de contenidos bien ejecutado también favorece al SEO más técnico.

 

Una buena estrategia de SEO se alimenta de las redes sociales

Por otro lado, tenemos las redes sociales. Actualmente, los principales intercambios de información se realizan en el entorno de los social media, y los propios usuarios son los que determinan qué contenido es merecedor de ser difundido y cuál no vale su valioso tiempo.

Los buscadores no se han mantenido ajenos a este nuevo escenario, y permanecen muy atentos a las opiniones en redes sociales. Así, los contenidos que mejor feedback reciben en estos canales son considerados como prioritarios por los motores de búsqueda, que posicionan mejor los sitios cuya repercusión en social media es más positiva.

El marketing de contenidos es el encargado de que nuestra presencia en redes sociales sea la esperada por los buscadores. Esto se da por diferentes motivos:

Si generamos un contenido de calidad, de alto valor para nuestro público objetivo, lo que podemos esperar es que nuestra audiencia lo comparta en sus redes sociales y deje comentarios y un feedback positivo.

Nuestra estrategia de marketing de contenidos debe incluir un buen plan de difusión de nuestro contenido. Si este plan es ejecutado correctamente, y si cumplimos el primer requisito que es crear un contenido de calidad, la presencia del mismo será amplia y el alcance conseguido será elevado. Este buen posicionamiento en redes sociales será el indicador que llame la atención de los motores de búsqueda y lo convierta en un buen posicionamiento web.

 

Una buena estrategia de SEO necesita contenido frecuente

Los motores de búsqueda premian con un mejor posicionamiento dentro de sus páginas de resultados aquellos sitios que se actualizan con mayor frecuencia. La razón radica en que los buscadores consideran que un sitio web que cambia frecuentemente está vivo y bien mantenido, y por tanto se puede recomendar a los usuarios que realicen una búsqueda, ya que es más fácil que el contenido se encuentre actualizado y no obsoleto.

Una buena estrategia de marketing de contenidos tiene como labor central la generación frecuente de contenidos diferentes y diversos, por ello, es una actividad totalmente alineada con las demandas de los motores de búsqueda. El marketing de contenidos no es una acción aislada, sino que es continua en el tiempo, lo cual favorece la potenciación de nuestro sitio web dentro de los buscadores.

 

Content marketing y SEO, los mejores aliados

Una buena estrategia de marketing de contenidos es la mejor aliada de nuestra estrategia SEO a la hora de mejorar nuestro posicionamiento web. Además de ser la mejor manera de incrementar el tráfico orgánico en nuestro sitio, nos ayuda a crear un contenido que puede ser percibido de alto valor por nuestro público, lo cual tiene beneficios en términos de branding y conversión.

Por otro lado, un mejor posicionamiento web y un mejor SEO logrará que más personas encuentren nuestro contenido, por lo que construiremos un ciclo de retroalimentación creciente muy beneficioso entre ambas estrategias.